Pobres y ricos pueden tener la misma esperanza de vida

La brecha que existe entre la esperanza de vida de pobres y ricos, puede reducirse con la puesta en marcha de políticas públicas de salud, según sugiere un estudio publicado en The Journal of the American Medical Association. 

La citada investigación toma en consideración la situación más precaria que atraviesan ciudades de Estados Unidos como Tulsa y Detroit, aunque sí resalta una solución viable.

"A pequeña escala, las políticas locales que contribuyan a que los pobres puedan mantener hábitos saludables, pueden tener éxito en la ampliación de su vida, independientemente de lo que sucede con las tendencias de la desigualdad de ingresos", según una de las conclusiones recogidas por The New York Times. 

Al respecto el doctor Elmer Huerta, reconocido médico oncólogo y magíster en salud pública, explicó que la longevidad de los habitantes de ciudades más pobres, se debe a que han descubierto que el cuidado primario en salud (postas) y la implementación de servicios preventivos como los mamografías para mujeres, pueden contribuir a vivir más y mejor. 
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux