Así cambia una mujer con el paso de las décadas

Los cambios son más notorios y drásticos dependiendo de la calidad de vida y a factores genéticos.Los años no pasan en vano. Este dicho tan popular describe lo que en efecto le ocurre al cuerpo de una mujer con el paso de las décadas. 

Definitivamente hay variaciones anatómicas a los 20, a los 30 o ya para llegar a los 50 y 60 años, aunque en algunas féminas estos cambios son más notorios y drásticos dependiendo de su calidad de vida y a factores genéticos. 

Es así que un artículo de El País de España describe esa transformación en la mujer, gracias a las respuestas que ofrecen especialistas y algunos estudios.

A los 20. Se incrementa el riesgo de las infecciones vaginales, se hace más recurrente el deseo sexual. También se empiezan a hacer más notorias la silueta femenina, pues los pechos se afirman y se ensanchan las caderas y muslos. 

A los 30. Los poros se obstruyen a consecuencia del estrés y la contaminación, provocando acné. Los pechos también tienden a caer más notoriamente si se ha pasado por un embarazo y la lactancia. Además, empiezan a aparecer lasarrugas en forma de surco a los lados de la boca. 

A los 40. La probabilidad de quedar embarazada de forma natural es inferior a un 5 %, y la maternidad pasados los 45 años casi siempre es a través de la reproducción asistida. Algunas mujeres cercanas a los 50 sufren de alopecia, una calvicie que no es tan evidente como en el caso de los varones, y las causas pueden ser genéticas, hormonales o medioambientales. 

A los 50. Hay una inevitable fragilidad ósea que aparece con la baja de los estrógenos a consecuencia de la menopausia. La piel también pierde firmeza por la disminución de colágeno. Además, es más probable la pérdida de dientes debido al desgaste de los huesos de las encías que las sujetan. 


A los 60. Finalizan los trastornos hormonales, y aunque los orgasmos son más débiles y la lubricación menos intensa, hay mujeres que superan los 60 años pero se declaran sexualmente activas. Y, lo positivo es que se va dejando atrás la necesidad de la recurrente depilación, pues disminuye el tamaño de los folículos pilosos debido a la reducción de los niveles de estrógenos.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux