Bebidas gasificadas pueden producir deshidratación severa

Consumir jugos azucarados y bebidas con gas no es la mejor manera dehidratarse y aplacar la sed, advirtió el nutricionista Marco Taboada del Centro de Atención Integral en Diabetes e Hipertensión del Seguro Social de Salud (EsSalud).

El especialista explicó que tal consumo indiscriminado ocasiona en el organismo una deshidratación severa que nos podría llevar a perder muchos electrolitos en un día, y terminar en la cama de un hospital. 

“Cuando uno camina, corre o juega, pierde agua y electrolitos por medio de la sudoración y en verano aún más. Para evitar la deshidratación es importante consumir agua, frutas, verduras y refrescos naturales siempre con agua hervida para evitar problemas estomacales”, precisó el licenciado Marco Taboada. 

También explicó que estas bebidas aparte de darnos calorías por el exceso de azúcar, conllevan al sobrepeso. Por ejemplo, un vaso de gaseosa equivale a comer dos panes y aporta sustancias dañinas para nuestro cuerpo como el benzoato de sodio, que disminuye la absorción del potasio en el cuerpo.

Además, estos productos contienen cafeína, que actúa como diurético y genera pérdida hídrica; también cuentan con altos niveles de ácido fosfórico, que puede ocasionar descalcificación y cálculos renales. El exceso de azúcar hace que un consumo continuo aumente la probabilidad de desarrollar diabetes, sostuvo el especialista de EsSalud.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux