Cuándo un lunar puede ser una señal de cáncer a la piel

Todos los seres humanos poseen lunares y casi todos son inofensivos. Por lo general, son manchas en la piel de color café, canela, negro o incluso rojo y/o verde. Pueden ser planos o prominentes, redondos u ovalados y no deberían exceder los 6 milímetros de ancho.
Si bien es cierto que un lunar puede estar presente desde el nacimiento, es normal que aparezca también durante la infancia o la juventud. Sin embargo, es importante prestar atención a los nuevos lunares o a los cambios que puedan presentar los ya existentes.
Y es que esto podría ser señal de que se está desarrollando un melanoma, tumor generalmente cutáneo, pero también del intestino y el ojo (melanoma uveal) y altamente invasivo por su capacidad de generar metástasis.
¿Cómo identificar un lunar que podría ser señal de cáncer de piel?
Como se dijo líneas arriba, la señal más importante para el melanoma es algún lunar nuevo en la piel o uno existente que haya cambiado en tamaño, forma o color.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux