Por qué los hombres le tienen miedo al examen de próstata?

La próstata es un órgano glandular del aparato genitourinario masculino y como tal puede gestar cuatro enfermedades: la prostatitis pura inflamatoria, la prostatitis infecciosa, el crecimiento de próstata benigno y cáncer de próstata, de hecho es la segunda causa de muerte por cáncer en hombres. 

El cáncer de próstata se produce cuando algunas células prostáticas mutan y comienzan a multiplicarse descontroladamente. Esta afección puede causar dolor, micción dificultosa, disfunción eréctil, entre otros síntomas; sin embargo, muchos hombre que desarrollan esta enfermedad no llegan a presentar síntomas. 

En ese sentido, cuando un hombre llega a los 40 años y tiene antecedentes familiares de cáncer de próstata, está en la obligación de someterse a un examen prostático de tacto rectal, advierte el doctor Enrique de la Fuente Chávez, especialista en urología.

Esto debido a que a diferencia de la enfermedad prostática benigna que da muchos síntomas obstructivos, el cáncer de próstata puede ser silencioso y "la única forma de detectarlo a tiempo es a través del examen dígito rectal, el cual permite al médico sentir la dureza o blandura de la próstata. Si el doctor encuentra un nódulo pequeño y duro, podría sospecharse de cáncer de próstata", advierte De la Fuente.

No obstante, este test médico puede representar un tema tabú para muchos hombres y algo realmente incómodo de afrontar, pues muchos lo perciben como una amenaza a su virilidad.

"Muchos varones pueden, inconscientemente, tener temor hacia la homosexualidad y llegan a pensar que el examen prostático les puede hacer sentir un placer que en su mente está prohibido. Es decir, un placer que no lo aceptan como propio de su masculinidad. Eso es algo que puede llevarlos a postergar el examen, lo que puede resultar en un empeoramiento de la enfermedad, si es que existiera", advierte Pedro Morales, médico psiquiatra y psicoanalista.
Sin embargo, con los años llega la madurez y con ella la reafirmacíón de la virilidad. Entonces, el examen próstatico ya no amenaza tanto. Sin embargo, "en una estructura social como la peruana, cala mucho en la mente de hombres más jovenes, entonces condiciona al varón y por más que uno acepte el examen, siempre sentirá que es un punto muy sensible", explica Morales.

Por otro lado, hay quienes optan por no someterse a este examen pues tienen medio de afrontar una realidad. "Es decir, es más grande el miedo a aceptar que podrían tener una enfermedad, que al prodecimiento en si", explica.
Pero la buena noticia es que, aunque el examen de próstata es necesario para todos los hombres, se hace luego de que el médico ha hecho una investigación clínica completa en la que se ve antecedentes de otras enfermedades. Además, se trata de un procedimiento sencillo, rápido y no doloroso.

¿Cómo vencer ese miedo?

Es muy importante la relación médico - paciente. Debe haber una relación de confianza. Además, el paciente debe ser consciente de que si no se somete a este test puede tener problemas mayores en el futuro.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux