Cómo limitar tu adicción a las noticias

Determina el nivel de tu problema. ¿Cuánto te afecta tu adicción a las noticias, sin importar la fuente? Estos son algunos indicadores de que estás muy perjudicado:
  • ¿Defines tu día como revisar sitios de noticias en línea, estaciones de noticias y periódicos?
  • ¿Interrumpes conversaciones para poder escuchar una noticia mientras estás de compras, comiendo o pasando tiempo con los demás?
  • ¿Consideras que los canales que transmiten noticias las 24 horas importan más que cualquier otro canal en tu televisor? ¿Te has suscrito a una enorme cantidad de ellos? ¿Dejarías de lado otras cosas en tu vida solo para alimentar este hábito?
  • ¿Te sientes privado de algo si no sabes lo que está sucediendo en este momento en el mundo?
  • ¿Necesitas ser la persona que conoce primero la noticia, sin importar si se trata de quién ganó el concurso de canto de moda o de qué país invadió cuál otro país?
  • Incluso si odiaste la perspectiva del reportero, ¿prefieres verlo, leerlo o escucharlo que no saber la noticias en lo absoluto?
  • ¿Has sucumbido tan terriblemente que trabajas con las noticias de alguna forma o manera? ¿Eres un periodista, un consejero político, un especialista mediático? Obviamente, esto no significa necesariamente que estés adicto, pero en un contexto más amplio de otros indicadores, podría revelar que estás enganchado con el sentimiento de urgencia y con la necesidad de “saber” antes que cualquier otra persona
Evalúa tu estado de ánimo después de mirar programas de noticias. Tus sentimientos son la guía clave para saber si has permitido que una adicción a las noticias domine tu vida y que se salga de control. Si te sientes ansioso y convencido de que el mundo es una locura a diario, dependes demasiado de las noticias. ¿Tu optimismo se ha transformado en un pesimismo sin alegría que solo es capaz de ver los peligros, el pánico, los temores y las terribles posibilidades del futuro. Esa es la consecuencia de ingerir demasiadas noticias. Es peligroso permitir que las noticias dictaminen cómo te sientes; es incluso más peligroso permitir que el sensacionalismo, la parcialidad, y el enfoque exageradamente negativo de la mayoría de fuentes de noticias te den la impresión de que la vida es completamente mala, problemática y maliciosa. A continuación te damos algunas señales reveladoras de que las noticias están arruinando tu vida:
  • Eres incapaz de reaccionar a situaciones estresantes de manera racional. ¿Te has vuelto más ansioso desde que incrementaste tu visionado de noticias en el cable y en línea? ¿Reaccionas de manera violenta con tus familiares o te agitas si alguien comete el más mínimo error u osa sugerir que las cosas realmente no son tan malas como las haces parecer?
  • Has empezado a volverte más paranoico o incómodo en público. La exposición continua a una abundancia de noticias puede hacer que incluso los individuos más centrados se sientan paranoicos o preocupados de que algo terrible esté a punto de suceder. Te empiezas a preguntar si las personas están escondiendo armas, si esa persona que hizo contacto visual contigo está tramando algo y si el huevo de tu sándwich está contaminado con salmonela a pesar de que la cafetería es perfectamente salubre y que todos tus sándwiches anteriores estaban bien.
  • ¿Tienes una sensación general de negatividad? Ver demasiadas noticias puede causar un sobrecogedor sentimiento generalizado de fatalidad y pesimismo hacia la humanidad. Las fuentes de noticias se basan en que mientras más eventos malos cubran, más público tendrán. Los humanos están programados para reaccionar a los eventos negativos; es un mecanismo de supervivencia. Desafortunadamente, las fuentes de noticias han llevado a esta predilección a nuevas alturas manteniendo nuestro nivel de temor permanentemente elevado, haciendo que nos preguntemos de qué lugar nos atacará el próximo monstruo.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux