Loncheras ricas en azúcar y grasa ocasionan enfermedades a los niños

El consumo de loncheras no saludables puede ocasionar enfermedades en los niños, ya que no aportan proteínas para el crecimiento, no tienen vitaminas, ni minerales y su contenido altísimo de azúcar y grasas saturadas favorecen el desarrollo de la caries, la obesidad y la diabetes infantil.

El decano del Colegio de Nutricionistas del Perú, Oscar Roy Miranda, informó que una lonchera no saludable, además de tener un costo alto para la economía del hogar, desfavorece la nutrición y a la salud de los niños, especialmente en edad escolar.

Por tal motivo, exhortó a los padres de familia a no incluir alimentos procesados de alto contenido de azúcar, grasa saturada y sal, y optar por frutas, refrescos de estación, panes acompañados con pollo, carne, atún, entre otras fuentes de proteína, vitaminas y minerales.

Durante el verano no debe incluirse alimentos que se descompongan fácilmente. En el caso de las frutas o refrescos recomendó congelarlos o agregar hielo para evitar la fermentación durante el verano. 

Asimismo, para la elección de frutas en la lonchera deben considerar las frutas de la estación pues sus precios lo hacen más accesibles a la economía familiar. 
 
Del mismo modo, es de igual importancia la higiene en la preparación de la loncheras, por ello los alimentos deben prepararse en condiciones de higiene adecuadas y los recipientes deben estar limpios. Los profesores deben continuar reforzando el hábito del lavado de manos al momento de consumir las loncheras en la escuela. 

Loncheras para los niños

Las loncheras escolares para niños de edad pre-escolar (2 a 5 años) deben estar conformadas por alimentos variados de fácil digestión, de colores atractivos que estimule el apetito del niño, y preparados para su fácil consumo, como las frutas picadas y panes suaves.

Acompañado siempre de un hidratante, principalmente el agua o también refrescos o jugos naturales con bajo contenido de azúcar o cocimientos de quinua o avena con frutas.

Para los niños de edad escolar (de 6 a más años) sólo se debe variar la presentación de las frutas que por su edad pueden se recomiendan enteras y con cascarás.

En esta edad la opinión del niño es importante por ello debe participar en la elección de los alimentos saludables reforzando su aprendizaje y la construcción de hábitos saludables.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux