Dormir bien y ver pornografía podrían ser claves para mejorar la vida sexual en pareja

Si bien el sexo no lo es todo en una relación, sí es un factor sumamente importante en el éxito de la vida en pareja. No obstante, esta depende de varios factores, y puede verse perjudicada por el estrés, el aburrimiento y los conflictos.

Sin embargo, dos investigaciones recientes señalan que acciones simples como dormir bien y ver porno pueden ayudar a potenciar el deseo sexual, y por lo tanto, mejorar la vida en pareja. Por ejemplo, dormir bien ayuda a las mujeres a fortalecer su libido, mientras que en el caso de los hombres, ver pornografía, contribuye a mejorar su función eréctil y mantener el deseo sexual.

Dormir bien

El primer estudio realizado conjuntamente entre el Departamento de Psiquiatría de la Escuela Médica de la Universidad de Michigan y el Departamente de Ciencias Psicológicas de la Universidad de Kent State de Ohio, señala que dormir adecuadamente no solo es bueno para la salud, sino que aumenta el deseo sexual, especialmente en mujeres.

Tras analizar a 171 mujeres que se encontraban en una relación sentimental estable, los investigadores concluyeron que cada hora extra que una mujer duerme, aumentan hasta en 14 % sus probabilidades de tener relaciones sexuales con su pareja, lo que se atribuyó a un aumento del deseo sexual. 

Además, el estudio determinó que las mujeres que durmieron más horas por día tuvieron una mejor excitación vaginal que aquellas que durmieron menos. “Estos hallazgos indican que la falta de sueño puede disminuir el deseo sexual y la excitación de las mujeres”, afirma David Kalmbach, líder del estudio.

Los hallazgos de este estudio, coinciden con lo concluido por otra investigación realizada por científicos de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos), quienes aseguraron que dormir menos de 8 horas podría perjudicar el plano amoroso. Y es que la falta de sueño genera irritabilidad y reducción de energía, lo que nos predispone a las peleas, un trato indiferente o tosco con el otro, y a no cumplir nuestros compromisos a cabalidad.

“La falta de sueño puede hacernos más egoístas, priorizamos nuestras propias necesidades por encima de nuestra pareja”, señala Gordon Amie, psicóloga y principal investigadora del estudio.

Ver pornografía
Por otro lado, un estudio conjunto entre la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y la Universidad Concordia y publicado recientemente en la revista académica The Journal of Sexual Medicine sugirió que los hombres que ven porno pueden disfrutar de un mayor deseo y excitación con su pareja.

La investigación analizó datos de 280 hombres, de los cuales casi la mitad estaba en una relación estable. A los varones se les consultó sobre cuántas horas por semana veían porno, sus niveles de deseo sexual y sus experiencias con la función eréctil. Luego, en el laboratorio, miraron porno tradicional y se calificó su nivel de excitación.

Los resultados determinaron que aquellos que miraban porno en casa se excitaban más cuando vieron porno “vainilla”, lo que sugiere que consumir este tipo de contenidos no tiene un efecto desensibilizante, como se suele creer. Además no se encontró correlación entre ver porno y la disfunción eréctil.

La visualización de más películas sexuales se asoció con un deseo sexual más fuerte, por lo que las películas porno pueden ser capaces de ‘avivar la pasión’”, señaló el director de la investigación.

“El error más común es pensar que todo el porno es malo para todos los hombres. La verdad es que probablemente es bueno para algunos en algunas situaciones. El reto es identificar cuando las películas de sexo tienen más posibilidades de ser útiles”, dijeron los autores.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux