Casos de conjuntivitis aumentan hasta en 70% en verano

La conjuntivitis es la enfermedad oftalmológica más común durante el verano y los casos por esta afección se incrementan hasta en un 70% durante esta temporada, señaló Aparicio Cáceres Narrea, Jefe del Departamento de esa especialidad del Hospital Rebagliati.

Explicó que la conjuntivitis es una infección de las conjuntivas oculares  (membrana que cubre la superficie interna de los párpados y la parte blanca  que es la esclera del globo ocular) y  cuyos síntomas son ojo rojo, lagrimeo, sensación de cuerpo extraño, picazón y aversión a la luz.

Además, dependiendo de lo agudo del cuadro, la persona afectada puede presentar legañas que van desde un color blanquecino, amarillo o verde.

Según su origen, esta enfermedad puede ser viral, bacteriana y parasitaria siendo la de mayor predominancia las conjuntivitis virales, las cuales son muy contagiosas.

EsSalud indicó que la conjuntivitis se propaga por el agua contaminada de piscinas o playas, el incremento de la radiación solar y la contaminación ambiental como humo, polvo, etc. El contagio ocurre mayormente por tocarse los ojos con las manos sucias.

Por ello, el Seguro Social recomienda el lavado de las manos con agua y jabón; así como asistir a piscinas o playas que estén aptas para el público.

Generalmente, los cuadros con mayor severidad se presentan en niños y adolescentes porque son los que, con mayor frecuencia, hacen uso de playas y piscinas y están más expuestos a la radiación solar, y no toman ninguna medida de prevención.

En el caso de los adultos mayores su contagio es rápido, debido a que tienen defensas bajas propias de la edad.

Cuando se presentan los síntomas de conjuntivitis, es necesario acudir al especialista para una atención y tratamiento oportuno que puede durar una a dos semanas aproximadamente, lo que evitará complicaciones, entre ellas el contagio a otros miembros de la familia o a la comunidad.

Las personas con conjuntivitis deben seguir algunos cuidados, como el lavado frecuente de manos, no frotarse los ojos, no compartir objetos personales como toallas, no saludarse con un beso en la mejilla o acercarse demasiado y  eliminar bien los desechos.

En el caso de las mujeres, no se debe compartir cosméticos o lentes y si hubiese niños en el hogar lo mejor es alejarse de ellos.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux