Cáncer de páncreas: Conoce los factores de riesgo, sus síntomas y prevención

El cáncer de páncreas es un tumor de alta mortalidad que se origina en la glándula pancreática. Se le considera una de las neoplasias más agresivas, pues tiene una tasa de supervivencia global al cabo de 5 años de solo 3%.

La principal razón de su alta mortalidad es que en sus etapas tempranas no presenta síntomas, por lo que es difícil diagnosticarlo hasta que entra en fase avanzada, cuando el paciente ya ha desarrollado metástasis, lo que impide cirugía curativa, que dicho sea de paso, es el único método curativo para esta enfermedad, en fase muy temprana. 

Otra de las razones que dificulta su diagnóstico, es el hecho de que el páncreas está oculto detrás de otros órganos, lo que impide que los médicos puedan verlo o palparlo en los exámenes rutinarios.

Es importante señalar que más del 90% de los tumores pancreáticos corresponden al adenocarcinoma ductal de páncreas (ADP), que es muy agresivo y tiene muy mal pronóstico. El resto de neoplasias pancreáticas son fundamentalmente adenocarcinoma acinar, tumores neuroendocrinos pancreáticos como el insulinoma, tumores quísticos, carcinoma pseudopapilar y pancreatoblastoma, que tienen un diagnóstico y tratamiento diferentes, con un mejor pronóstico generalmente.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el desarrollo del cáncer de páncreas?

Factor genético: los cambios que se producen en el ADN de las personas indican que podrían ser éstos los responsables de que las células del páncreas se transformen en cancerosas. Por tanto, es posible que los cambios en el ADN heredados de una generación a otra aumenten el riesgo no solo desarrollar este tipo de cáncer, sino incluso otros.

Edad: se le considera un cáncer tardio, de hecho el riesgo de padecerlo aumenta a partir de los 50 años. Aunque la edad promedio de padecerlo es entre los 60 y 80 años. 

Sexo: la probabilidad de padecer esta enfermedad es un 30% más elevada en los hombres que en las mujeres.

Tabaquismo: es el principal factor de riesgo y el más estudiado. De hecho, se sospecha que causa entre el 20 y 30% de los casos. Otros estudios han confirmado que los fumadores tienen hasta 75% más de probabilidades de padecer esta enfermedad, a comparación de los no fumadores. 

Alimentación y obesidad: el cáncer de páncreas se da con mayor frecuencia en poblaciones que consumen la llamada dieta occidental caracterizada por un alto contenido en azúcares refinados, grasas y proteínas de origen animal. Por otro lado, las frutas, verduras y alimentos que contienen fibra parecen tener un efecto protector. 

Pancreatitis crónica: diversos estudios epidemiológicos muestran una clara asociación entre la diabetes mellitus y el desarrollo de adenocarcinoma ductal de páncreas (ADP).Algunos datos sugieren que la diabetes mellitus es una consecuencia y no la causa, ya que a menudo tiene una evolución menor de dos años y en una gran parte de los casos (57%) se resuelve tras la resección del tumor

¿Cuáles son los síntomas? 

Pérdida de peso: es el síntoma más frecuente y precoz.

Dolor Epigástrico sordo: en la región lumbar o en la zona media del abdomen. Los dolores suelen ser más intensos durante la noche.

Color de piel y ojos medio amarillentos: esto se produce cuando el tumor obstruye el conducto biliar común.

Apariencia anormal de excrementes: con heces grasas, malolientes y que flotan.

Tromboflebitis migratoria recurrente (signo de malignidad de Trousseau): La obstrucción de la vena esplénica puede producir esplenomegalia e hipertensión portal con varices gástricas y esofágicas.

Diabetes mellitus: en un porcentaje elevado de casos (50-80%) de difícil control, que precisa tratamiento sustitutivo con insulina, aumentando la pérdida de peso y contribuyendo a aumentar el deterioro del estado general, previamente existente. 

¿Cómo prevenirla?

Debido a que es de diagnóstico complicado, la mejor medida preventiva es evitar los factores de riesgo como fumar, una alimentacion rica en carne y grasas y la exposicion a ciertos productos químicos como pesticidas, colorantes y derivados de petrÓleo. 

Es muy importante que una persona que ha sido diagnosticada con esta enfermedad cuente con el apoyo y comprensión de familiares y amigos.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux