Cómo suprimir el apetito

Empieza tu día comiendo avena. Consumir avena arrollada o granos de avena troceados (no la avena instantánea) es un gran truco para suprimir el apetito hasta la hora del almuerzo. La avena tiene un índice glicémico bajo, lo que significa que no provoca la subida de la azúcar en sangre que induce el hambre.[1]. Consumir una porción de avena con leche de almendras y trozos de manzana o toronja es una opción saludable para suprimir el apetito.
  • Los beneficios de la avena se contrarrestan si la consumes con azúcar morena o jarabe de arce, los cuales provocan la subida de la azúcar en sangre y hará que tengas hambre mucho antes de la hora del almuerzo.

Consume proteína magra en la mañana. Otra gran opción para el desayuno es algún tipo de proteína: huevos, carne magra o yogurt. La proteína magra en la mañana te ayudará a sentirte satisfecho durante todo el día. Ciertos estudios han demostrado que consumirla en otras horas del día no tiene el mismo efecto, así que asegúrate de consumirla en el desayuno.[2].

  • A la hora de comer proteína, no tiene que ser necesariamente sin grasas. Consumir grasas saludables, tales como el aceite de oliva y los avocados hará que te sientas saciado por más tiempo que si no las consumieras.

Agrega la toronja a tu alimentación. Si bien deberás evitar la dieta de moda exclusivamente a base de toronja, se ha comprobado que comer la mitad de una toronja en cada comida contribuye a la reducción de peso. La toronja tiene propiedades que contrarrestan la insulina que sube después de consumir los alimentos, lo cual mantendrá el hambre a raya.[
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux