Cómo purificar el hígado

Reduce al mínimo el consumo de alcohol y de cafeína. El alcohol y la cafeína son dos de los principales culpables de la acumulación de toxinas en el hígado, e impiden su correcto funcionamiento. Depura tu hígado limitando el consumo de bebidas alcohólicas o con cafeína al mínimo. Sustitúyelas por otras sin alcohol y sin cafeína para permitir que el hígado se regenere, se purifique y vuelva a funcionar correctamente. Sigue leyendo para saber qué líquidos son beneficiosos para el hígado.


Bebe agua en abundancia. Desintoxica el hígado y elimina toxinas bebiendo al menos dos litros de agua al día. Beber agua en abundancia te mantendrá hidratado, lo cual favorecerá la regeneración celular y ayudará al hígado a filtrar de forma más eficaz las toxinas y los residuos, permitiéndole trabajar más rápido e incrementando tu nivel de energía.


Incluye limón en tu dieta. Bebe zumo de limón diluido en agua o en té una vez al día. El zumo de limón aumenta la producción de bilis del hígado, lo cual ayuda a eliminar toxinas. También previene la aparición de piedras o cálculos biliares y favorece la digestión y el funcionamiento del hígado durante el movimiento de los jugos gástricos.

Bebe té verde. El té verde es rico en catequina, un antioxidante de origen vegetal que favorece el funcionamiento del hígado y ayuda a reducir la acumulación de grasa en este órgano.


Share on Google Plus

About ARGEy.Proux