Cómo bajar de peso tomando té


Busca un té que disfrutes. Mientras que muchos estudios se centran específicamente en el té verde, es importante buscar un té que disfrutes tomar (verde u otro). Algunos tés verdes saben muy fuertes y el sabor puede ser desagradable si no estás acostumbrado a él, mientras que otros saben muy rico, incluso para el recién iniciado en el té verde. Aquí te presentaremos algunas opciones:
  • Té verde de sabores. Tanto el té verde como el blanco (el cual tiene propiedades antioxidantes pero es mucho más costoso) vienen en una variedad de sabores. Para obtener mejores resultados considera escoger té verde o blanco que contenga cafeína (según los estudios, un té con base de cafeína otorga una mayor capacidad para quemar más calorías).
  • Para los tipos de té verde individuales lee la sección sobre cómo escoger té verde en el artículo “Cómo preparar té verde”; este artículo te brindará un resumen detallado de los diferentes tipos de té verde y sus propiedades.
  • Tés de hierbas. Los tés de hierbas vienen en una gran variedad de sabores deliciosos que van desde naranja hasta jazmín. El té de rooibos (el té rojo) es otra opción muy buena. Ya que los tés de hierbas no tienen cafeína podrías tomártelo en la noche o entre tés con cafeína.
  • Té negro. En realidad proviene de la misma planta que el té verde, pero el proceso que lleva es diferente. Como consecuencia, aquellos químicos que promueven la pérdida de peso (las teaflavinas y terubiginas) son más complejos. Aún permanecen en el té, pero entre más sencillos, mejor. En otras palabras, el té verde podría hacerte adelgazar más rápidamente, aunque ambos son buenos.[1]
  • Aunque el té negro puede obtenerse sin cafeína, podrían quedar todavía pequeñas cantidades de ella, lo cual podría afectar a aquellos que quieran dormir por la noche.
  • Según nuestras fuentes, el té del Oolong incrementa tu metabolismo hasta un 10%, mientras que el té verde incrementa tu metabolismo un 4%. Ambos son geniales.

Ten cuidado con los tés de dietas. Mientras que el té de dietas sabe muy similar a muchos tés negros o de hierbas, el té de dieta contiene un elemento laxante, así que tómalos con moderación, especialmente si tu té contiene sen, aloe, raíz de ruibarbo, espino cerval, cáscara sagrada o aceite de ricino. Los expertos dicen que no es bueno tomar muchas tazas de té de dieta ya que pueden causar vómitos, náuseas, diarrea persistente, hemorroides, calambres abdominales e incluso desmayos y deshidratación.

  • El concepto de “dieta” es como publicidad falsa; cualquier té natural sin endulzar puede ayudar a bajar de peso. Ciertos tés podrían actuar como laxantes o bloqueadores de la grasa, por eso están comercializados como tal. Sin embargo, los laxantes solo limpiarán el colon (ya habrás consumido las calorías). Podrías bajar un poco de peso de agua al principio, pero apenas tomes algo, lo recuperarás.[2]
  • Una taza es suficiente. En serio, te arrepentirás si tomas más.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux