Cómo aplicar té verde en la cara para tener la piel más bonita


Si siempre tomas té, cámbiate al té verde. Si lo tomas regularmente, funcionará mejor. Después de cada taza de té verde que bebas, saca la bolsita filtrante y ábrela. Echas las hebras a una taza pequeña y añade un poco de miel para que se forme una pasta. Asegúrate de que tu cara esté limpia antes de aplicarte la pasta. Déjala unos diez minutos y luego enjuágatela.


Échate té verde a la cara. Prepara un té verde muy caliente y déjalo enfriar. Cuando haya enfriado, ve al lavabo y echa un poco del té de la taza a tu mano. Échatelo por toda la cara varias veces hasta que te quedes sin té. Luego, enjuágate con agua fresca.


Si tienes que salir y tu cara tiene que verse linda y fresca, pero no tienes tiempo para una facial completa, te recomendamos lo siguiente: toma una bolsita de té verde y échale agua muy caliente, tan caliente que eche vapor. Estruja la bolsita para sacar parte del agua (no toda) y frótate la cara con ella durante 1 o 2 minutos o hasta que la bolsita se haya enfriado y no salga vapor.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux