Cómo obtener beneficios para la salud con el aceite de orégano


Consulta a un médico o profesional de la salud. Los suplementos de aceite de orégano no son recomendados para todos. Antes de comenzar un régimen de aceite de orégano para tratar síntomas internos, consulta con un profesional de la salud para asegurarte de que no tienes ninguna contraindicación (tales como embarazo o anemia) para usar el aceite.
  • Un profesional de la salud debe ser capaz de sugerir una dosis recomendada para el uso del aceite de orégano como tratamiento natural para cualquier condición que estés tratando de resolver.
  • Algunas dosis de aceite de orégano deben ser combinadas con pastillas de hierro u otros aceites o líquidos para diluir la concentración o corregir ciertos efectos que puede causar el uso del aceite de orégano solo o prolongado.
Selecciona un aceite emulsionado. Para la duración de tu tratamiento, una cápsula de 600 mg de aceite emulsionado al día debe ser la dosis máxima necesaria (para un tratamiento de corto plazo) para aliviar síntomas intestinales y reducir la inflamación.
  • Las dosis más bajas, de cápsulas de 100 a 150 mg al día debe ser suficiente para síntomas o problemas menos serios, tales como desequilibrios de levadura, inflamación general, problemas sinusales y molestias estomacales.

Toma el aceite diariamente hasta que los síntomas desaparezcan. El aceite de orégano se tiene que tomar consistentemente para acumular el efecto y reducir los síntomas. No te saltes dosis para darte la mejor oportunidad de beneficiarte de las propiedades sanadoras del aceite de orégano. Las dosis pueden dividirse a lo largo del día.

Share on Google Plus

About ARGEy.Proux