Cómo tratar a una persona en shock


Entiende las posibles causas del shock. El shock usualmente se asocia con:
  • Pérdida de sangre (shock hipovolémico)
  • Lesión severa en la cabeza, lesión de traumatismo cerebral
  • Infecciones severas (shock séptico)
  • Falla cardiaca (colapso cardiaco)
  • Quemaduras severas
  • Trauma severo
  • Deshidratación
  • Reacción alérgica severa (shock anafiláctico) - esto puede ser debido a medicamentos, alimentos
Evalúa la situación. Si la causa de la lesión de la víctima (por ejemplo: un incendio o colapso de un edificio) es un riesgo serio, tendrás que tratar de mover a la víctima a un lugar más seguro o buscar ayuda antes de hacer algo con ella.
Revisa los síntomas o señales de shock. Los síntomas o señales de shock incluyen:

Piel pálida, fría y húmeda (fresca y sudorosa al contacto)
  • Pulso rápido
  • Sudoración
  • Nerviosismo, agitación
  • Desorientación o confusión, mareo
  • Sed
  • Pérdida de sangre o hemorragia
  • Respiración rápida y falta de aire
  • Piel o uñas azulosas (especialmente los labios)
  • Náusea o vómito
  • Pulso débil
  • Desmayos
  • Pérdida de la
Recuesta a la víctima boca arriba y sube sus piernas unos 30 centímetros. A esto se le llama "posición de shock" y facilita el flujo de sangre a los órganos y al cerebro. Asegúrate de que las piernas estén más arriba del nivel del corazón.
  • Haz esto sólo si no causa una lesión subsecuente. No deberías mover a alguien a esta posición si ha sufrido lesiones en las piernas, cuello, cabeza o columna vertebral.
  • No acuestes a una víctima débil o inconsciente boca arriba. En vez de ello, acuéstalo de lado en posición de recuperación. Esto permitirá que su boca arroje líquidos en caso de vomitar y previene que la lengua bloquee el paso del aire.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux