Cómo dejar de tomar bebidas gaseosas


Establece las razones por las que dejarás de tomar gaseosa. Existen diversas razones y cualquiera de ellas puede hacer que vivir sin gaseosas sea una opción atractiva:
  • Reduce el consumo de cafeína
  • Reduce el consumo de azúcar
  • Evita el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa
  • Limita la carbonatación
  • Limita los edulcorantes artificiales
  • Reduce el consumo de ácido, el ácido fosfórico presente en las gaseosas más oscuras es perjudicial para la salud de los huesos y ablandan el esmalte dental.[3]
  • Ahorras dinero. Si sumas cuánto dinero gastas en gaseosas durante un mes, podrías tener suficiente para un fondo de jubilación.

  • Súrtete de sustitutos. El agua es el reemplazo más saludable y barato de la gaseosa; sin embargo, el síndrome de abstinencia por dejarla y el gran cambio a tomar agua puede significar predisponerte para el fracaso. La mejor forma de renunciar a cualquier tipo de adicción es dejarla poco a poco, pero revisa los números. Algunos jugos de fruta tienen más calorías y son más costosos que la gaseosa, lo que puede frustrar las metas que acabas de fijar. A continuación, algunos sustitutos de la gaseosa recomendados:
    • Agua saborizada
    • Jugo
    • Agua con gas o agua mineral con gas
    • Jugos con agua mineral (jugos carbonatados)
    • Bebidas para deportistas
    • Té helado (por ejemplo, té verde helado) o té
    • Agua mentolada con limón
    • Alternativas a la leche (soya, almendra, avellana, cáñamo, avena, arroz, etc.)
    • Agua con stevia (edulcorante sin calorías)

    • Controla tu consumo de gaseosa. Calcula la cantidad de gaseosa que tomes a la semana con la mayor precisión posible (esto es muy importante para el siguiente paso). ¿Tomas gaseosa cuando almuerzas en el trabajo, entre clase y clase, mientras te relajas frente a la televisión? Calcula la cantidad de calorías que acumules solo por tomar gaseosa. Para tener una idea de cómo el gas podría afectar tu peso, calcula la cantidad de calorías que deberías consumir por día y mira la cantidad que consumas por la gaseosa. Para muchas personas, esta es una observación poderosa que podría darte la motivación que necesites para cambiar este hábito.

Share on Google Plus

About ARGEy.Proux