Cómo bajar la panza


Toma desayuno. Parece contradictorio comer si estás tratando de bajar de peso, pero los estudios demuestran que tomar desayuno una hora después de haberte levantado incrementa los niveles de insulina de una manera más estable y los niveles de colesterol LDL malo disminuyen.[1]
  • Procura tomar desayuno a la misma hora todos los días. Si acostumbras a levantarte más tarde los fines de semana, entonces toma tu desayuno apenas te levantes.
  • Considera incluir proteína y alimentos con una alta cantidad de fibra (huevos, mantequilla de maní, frutas y verduras frescas) en tu desayuno, ya que tardarán más en procesarse que los azúcares refinados y los carbohidratos complejos. De esta manera te sentirás saciado toda la mañana.
  • Evita que tu desayuno conste únicamente de cereales azucarados, gofres, panqueques, tostadas francesas, pastelitos o avena instantánea. Si tienes que darte un gusto y comer algo con azúcares refinados, equilíbralo con proteína o fibra.
  • Come avena. La avena es particularmente buena para el desayuno. Es un hidrato de carbono de bajo IG (Índice Glucémico), lo cual significa que libera menos azúcar en la sangre y ayuda a controlar tu peso. También te hace sentir lleno durante más tiempo.
Relájate. Los estudios indican que la secreción de cortisol (una hormona que el cuerpo produce cuando se está bajo estrés) está relacionada con el incremento de la grasa abdominal.[2] Las estrategias a continuación te servirán para combatir el estrés diario:
  • Duerme el tiempo suficiente. La mayoría de los adultos necesita al menos siete horas de sueño cada noche para funcionar adecuadamente.[3]
  • Programa tiempo en tu día para relajarte. Aunque solo sean 15 minutos a la hora de la comida, procura encontrar tiempo para cerrar tus ojos, respirar profundamente y olvidarte de tus preocupaciones.
  • Procura no tener las cosas que te estresen en tu dormitorio. En lo posible, no trabajes ni realices ninguna tarea estresante en esta habitación. Esa área deberá estar reservada para descansar y relajarte. Deja tus preocupaciones fuera una vez que entres a tu dormitorio.

Share on Google Plus

About ARGEy.Proux