Cómo bajar el nivel de azúcar sanguíneo con una dieta


Elige los carbohidratos saludables. Al final, todos los alimentos se convierten en azúcar en sangre y se consumen para producir energía. La idea es evitar los alimentos hagan ese proceso demasiado rápido. Los azúcares y almidones se desdoblan en glucosa sanguínea durante el proceso digestivo. Las opciones saludables de carbohidratos son las frutas, las verduras, los granos integrales, las legumbres y una cantidad moderada de lácteos bajos en grasa. Estas fuentes de carbohidratos ayudan a mantener un nivel saludable de azúcar.[2]
  • Observa que los alimentos bajos en grasa no necesariamente son bajos en calorías. Siempre lee la lista de ingredientes y el contenido nutricional.[3]
  • Algunos granos integrales saludables son la cebada, la avena, la espelta, el trigo, el kamut y el arroz integral.[4] Más adelante hablaremos más sobre la avena.
  • El pan y los cereales son saludables siempre y cuando te mantengas alejado de las variedades altas en grasa y con alto contenido de azúcar. Elige el pan y los cereales que contengan menos de 450 mg por 100 mg de sodio.[5]
  • Come un poco de carbohidratos en cada comida, pero no demasiados. Come más verduras sin almidón.
  • Come un poco de proteínas en tus comidas, también. Las proteínas son buenas para la salud y a veces ayudan a moderar la elevación del azúcar.

Consume más fibra. La fibra limpia el organismo y ayuda a controlar el nivel de azúcar en sangre. La mayoría de las verduras son ricas en fibra, especialmente aquellas con hoja verde. Muchas frutas, frutos secos y legumbres también son ricos en fibra, tales como son los productos de trigo integral.
  • La fibra soluble en agua es muy importante para mantener una buena salud. Se encuentra en alimentos como los frijoles, las nueces, el salvado de avena y las semillas.[4]
  • Las semillas de lino son a la vez una buena fuente de fibra y mantienen equilibrada el azúcar sanguínea. Muele 2 cucharadas con 300 ml (10 oz) de agua y consume todos los días por la mañana para obtener sus beneficios.

  • [Consume pescado dos veces por semana o más. El pescado es alto en proteínas y no afecta el azúcar en la sangre tanto como los carbohidratos. Los peces también contienen menos grasa y colesterol que la carne y las aves de corral. Muchos tipos de pescado como el salmón, la caballa y el arenque también tienen niveles altos de ácidos grasos omega 3, los cuales bajan las grasas llamadas triglicéridos y promueven una buena salud cardiovascular. Evita el pescado con altos niveles de mercurio como el pez espada y la caballa.
    • Otras fuentes de proteína magra saludable son las legumbres, las nueces, las semillas, los chícharos y el pavo o el pollo.[4] También podrás considerar las bebidas con proteína que tengan menos de 5 g de contenido de azúcar.
Consume más avena. La harina de avena sin azúcar se digiere lentamente, lo que impide que el azúcar en la sangre suba de manera espectacular mientras le da a tu cuerpo la energía que necesita con una liberación lenta.[6] Las lentejas y las legumbres (frijoles) son igual de beneficiosas (estos alimentos a algunos les causa indigestión y gases hasta que sus sistemas se acostumbran a ellos, así que emplea tu criterio). Todos estos alimentos contienen fibra soluble, la cual retrasa la absorción del azúcar y los carbohidratos, lo cual es bueno.

Share on Google Plus

About ARGEy.Proux