Cómo aliviar dolores de espalda


Comienza por una flexión de cervicales. Partimos de una posición sentada, con los glúteos bien apoyados y la columna vertical. Entrelazamos los dedos y traemos las palmas de las manos por detrás de la cabeza (no a la nuca, sino a la parte posterior de la cabeza). Inspiramos, y al espirar acercamos el mentón al pecho flexionando sólo las vértebras cervicales; el resto de la columna permanece perpendicular al suelo. Mantenemos la posición durante 5-10 respiraciones.
  • Inspiramos, volvemos al centro y al espirar hacemos una extensión de cervicales, volviendo el rostro hacia el techo. Mantenemos de nuevo 5-10 respiraciones.
  • Volvemos al centro, liberamos las manos y hacemos una flexión lateral: Inspiramos en el centro y al espirar acercamos la oreja derecha al hombro derecho. Mantenemos 5-10 respiraciones. Inspiramos y cambiamos de lado durante otras 5-10 respiraciones.

Sigue con los dorsales. Partiendo de la misma posición sentada, afirmamos las manos sobre los muslos. Inspirando, llevamos el pecho hacia delante, espirando lo llevamos hacia atrás. Importante: el movimiento sale del pecho; la columna dibuja un arco lo más amplio posible. El rostro apunta al frente durante todo el movimiento, los hombros no suben ni bajan. Hacemos 20-30 repeticiones.

Actúa sobre los lumbares. De pie, con los pies separados al ancho de las caderas, la pelvis apuntando al suelo, juntamos ligeramente las escápulas abriendo el pecho. Inspirando desplazamos la pelvis hacia delante, espirando la desplazamos hacia atrás. Es importante mantener los glúteos relajados durante todo el movimiento. Hacemos 8-10 repeticiones.
  • Esta sería una secuencia básica para movilizar toda la espalda y aliviar molestias. En otros artículos profundizaremos más sobre este tema y otros relacionados.

Share on Google Plus

About ARGEy.Proux