Cómo preparar ralladura fresca de cítricos

Elige una fruta que esté libre de pesticidas, colorantes y cera (porque te comerás la cáscara). Si es posible comienza con una naranja, limón y otro cítrico orgánico. Aunque algunas autoridades recomiendan el uso de cítricos orgánicos, estos no son fáciles de encontrar. Pero si lavas y secas bien la fruta no habrá problema en consumirla. Si prefieres puedes comprar la fruta orgánica en el mercado de los agricultores.

Lava y seca bien la fruta, sea o no orgánica. Corta cualquier decoloración o partes malas.

Sostén el rallador con tu mano, como lo harías con un pelador de vegetales, mientras aplicas presión sobre la fruta. Presiona el pelador por toda la superficie de la superficie y la ralladura comenzará a aparecer.

Adopta la misma técnica básica si usas un microplano. Un microplano es como un rallador. Presiónalo por toda la fruta para separar la ralladura.

Intenta el método antiguo para rallar la cáscara. Si no tienes un rallador o un microplano, toma un pelador de vegetales y corta la cáscara del cítrico. Una vez que eliminaste la cáscara, córtala finamente con un cuchillo filoso. También puedes picar finamente la cascara en el procesador de alimentos, en caso de que tengas uno.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux