Cómo acelerar el crecimiento del cabello


Come muchas frutas, vegetales, carnes y pescado. Tu dieta diaria parecería no estar en absoluto relacionada con tu cabello, pero hace una gran diferencia. Además, al mismo tiempo que ayudas a tu pelo a crecer más sano y vigoroso, beneficias a tu organismo.
  • Dado que el pelo está hecho de proteínas, asegúrate de que incorporas a tu dieta suficientes proteínas. Las personas que sufren de anorexia nerviosa o aquellas que comienzan programas de pérdida de peso abruptas, experimentarán falta de crecimiento de su cabello.
  • Algunas proteínas que podrías incorporar a tu dieta: carnes magras como pollo o pavo, pescado, huevo, derivados de la soja, porotos y nueces. Estos alimentos te ayudarán a favorecer la producción de queratina, la proteína encargada de hacer crecer tu cabello.


2
Come las grasas adecuadas. Algunas grasas son esenciales para un estilo de vida saludable así como también para el crecimiento saludable de tu cabello. Consumir grasas con moderación te ayuda a mantener saludable tu cabello y regenerar las células de la piel.[1]
  • Las grasas te ayudarán a procesar las vitaminas (A, D, E y K) y minerales de tu dieta, necesarios para el crecimiento saludable de tu cabello.
  • Elige bien las grasas. Las grasas saturadas, las grasas trans y las grasas hidrogenadas son el tipo de grasas que debes evitar. Las grasas ricas en omega 3, presentes en pescados y aceites son los indicados para la salud de tu cabello.
  • Por esta razón, las pastillas del complejo vitamínico "B" son útiles para favorecer el crecimiento de tus folículos capilares.



Asegúrate de consumir suficiente hierro y zinc. El hierro y el zinc, junto con otras vitaminas, son esenciales para la producción de buen y saludable cabello.[2]
  • El hierro es el responsable de llevar el oxígeno a tus células de tu cuerpo, desde tus pies hasta tus folículos capilares. (Por eso la sangre huele a hierro.)Las carnes magras son medios naturales muy convenientes de incorporar hierro, pero si eres vegetariana, puedes comer porotos, lentejas y derivados de la soja como el tofu.
  • El zinc participa en la reparación de los tejidos, asegurándose de que las glándulas de tus folículos funcionan correctamente. Incorpora zinc comiendo ostras, chuletas, germen tostado de trigo, calabaza al horno, semillas de calabacín, chocolate amargo y chocolate en polvo.[3]
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux