Cómo tomar un baño desintoxicante

Prepara tu baño en un día en el que tengas al menos 40 minutos disponibles, ya que los primeros 20 minutos sirven para ayudar a tu cuerpo a eliminar las toxinas, mientras que los segundos 20 minutos serán necesarios para absorber los minerales del agua.

Llena tu bañera con agua caliente, usando un filtro de cloro si es posible.

 Añade 2 tazas o más de sales Epsom, también conocido como sulfato de magnesio. Esto puede adquirirse en bolsas de un kilo en tiendas de jardinería, o en una farmacia, o pedir a centros de jardinería en sacos de varios kilos. Es muy barato.


 Añade de 1 a 2 tazas de bicarbonato. Se dice que ayuda a eliminar el cloro del agua, y a suavizarla, y a que el cuerpo a absorba el magnesio. Las bolsas grandes pueden encontrarse fácilmente en el área de químicos de la piscina, o las cajas del pasillo de panadería servirán.



Un baño con sales de Epsom y bicarbonato ya es en sí un baño desintoxicante, pero se pueden añadir otras cosas para obtener mayores beneficios. El jengibre sirve para calentar el cuerpo y puede provocar rojez en tu piel durante unos minutos, así que ten cuidado con la cantidad que empleas. Dependiendo de la capacidad de tu bañera, y de tu sensibilidad, puedes añadir desde 1 cucharada a 1/3 de taza. La mayoría de la gente suda profusamente al añadir el jengibre, y si te envuelves en una sábana inmediatamente al salir de la bañera, puedes continuar desintoxicándote a través de la transpiración durante otro par de horas. Esto es especialmente beneficioso si estás intentando eliminar del cuerpo algún virus, como la gripe, o un resfriado.

 Añade aceites de aromaterapia; es opcional, pero existen muchos aceites que ayudarán a hacer del baño una experiencia placentera y relajante, como el de lavanda, o aquellos que te ayudarán en el proceso de desintoxicación como el té de árbol o el eucalipto. Alrededor de 20 gotas será suficiente.


7
  Vierte todos los ingredientes dentro de la bañera, y sumérgete durante todo el tiempo que puedas, preferiblemente 20 minutos. Debería empezar a sudar en los primeros minutos, y cuanto más mejor, hasta 20 minutos. Si sientes demasiado calor, comienza añadiendo agua fría en la bañera hasta que te refresques. Quédate dentro del agua fría durante otros 20 minutos, si puedes. Cuando salgas de la bañera, muévete despacio y con cuidado, ya que tu cuerpo ha estado entrenando duro y puede que estés mareado o que te sientas débil y exhausto.
https://www.facebook.com/pages/Recurdos-De-Tu-infancia/703428109706726?ref=bookmarks
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux