Cómo iniciar tu propia rutina de ejercicios y mantenerla

Haz tiempo. Puede parecer que no tienes tiempo suficiente para ejercitarte todos los días, pero probablemente si tengas – sólo tienes que hacerlo prioridad. Aquí hay unas formas de hacerlo.
  • Haz una cita. Escoge las horas en las que quieras ejercitarte, y prográmalo. Sigue la agenda al pie de la letra, y no dejes que otros compromisos interfieran. Si mantienes el calendario en tu teléfono o computadora, pon alarmas para que te recuerden de tu ejercicio.
  • Reemplaza los hábitos. La mayoría de nosotros tenemos unos hábitos innecesarios, como ver la TV que podrían reemplazarse por hacer ejercicio. Pregúntate cuánto tiempo pasas en este hábito, y si podrías o no hacer ejercicio al mismo tiempo. Si tu respuesta es si, haz una nueva regla que estipule (por ejemplo) que solo puedes ver televisión si te estás ejercitando al mismo tiempo.
  • Úsalo como un tiempo social Si tienes una cita con un amigo o familiar para pasar el día juntos, ve si está disponible a incorporar el ejercicio en la cita. En lugar de hacer un aparato juntos, considera una actividad más social, como jugar tenis o bailar.
  • La rutina es la clave. Después de 2 semanas de rutina, encontrarás que no se te hará tan difícil.
  • Encuentra una actividad que disfrutes. Si te gusta ejercitarte, es probable que sigas con tu ejercicio. No todos los entrenamientos son en un gimnasio: puedes andar en bicicleta, patinar, andar en bote, andar en patineta, nadar, jugar hockey o rugby; incluso podrías bailar en tu cuarto con un iPod. El placer es la clave para seguir haciéndolo.
    • Si te aburres mientras haces ejercicio, intenta participar en una actividad más social como un equipo o un deporte.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux