Cómo comer sano con un presupuesto fijo

Determina qué tipo de dieta es saludable para ti. "Saludable" significa cosas diferentes para personas distintas, pero el objetivo debe ser obtener las vitaminas y nutrientes que necesitas para obtener energía, prevenir enfermedades y ayudarte a vivir el tipo de vida que imaginas para ti mismo. Elabora una lista de los alimentos que caben en tu definición personal de saludable, teniendo presentes los siguientes factores:
  • Considera tus necesidades físicas. ¿Hay ciertos alimentos que te hacen sentir con más energía mientras que otros te hacen sentir cansado? Sintonízate con los alimentos que son buenos para ti.
  • Tienes alergia a algún alimento o una condición que empeore al comer ciertas cosas? Ten esto en cuenta cuando estés elaborando tu lista.
  • ¿Qué te encanta comer? Una dieta sana debe ser una que disfrutes. Agrega tus comidas favoritas a tu lista personal. De la misma manera, siéntete libre de dejar fuera alimentos que no quieras comer. Comer sano no debe sentirse como una carga.
Reconsidera las proporciones en tu dieta. Los alimentos más caros a menudo son aquellos que probablemente no necesitamos consumir en cada comida, tal vez ni siquiera todos los días.
  • Frutas, verduras, legumbres y granos son altamente nutritivas y se pueden comprar a precios bajos, y deberían ser el componente principal de tus comidas.
  • Carne, huevos, pescado y productos lácteos cuando son de campo, orgánicos o alimentados con pastura. Si tratas estos productos como guarniciones o los comes día por medio en lugar de convertirlos en la parte principal de cada comida, obtendrás más contenido nutricional por tu dinero.
  • El queso, el pan, los postres y otros alimentos procesados tienden a ser caros, y también serán los artículos más prescindibles en términos de nutrición. Cuando estás intentando comer sano dentro de un presupuesto, es mejor limitar estos productos tanto como sea posible.
Share on Google Plus

About ARGEy.Proux